Ley Universal del Alma Obsequiada (micro cuento)

Cada mañana, mi abuelita nos daba una porción de su alma a cada uno de los nietos, 11 en total. Y también a cada uno de nuestros padres y madres, 10 en total. ¿Cómo es que no se le acababa el alma luego de tal repartición? Fácil: Ley Universal del Alma Obsequiada… “El alma que se regala por amor siempre doblará su volumen tras cada obsequio dado”.

 

 

Seleccionado para la Antología del Tercer Concurso Internacional de Micro relatos románticos “Porciones del alma III” de la web DSS convocado por la Editorial Diversidad Literaria / DSS (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s