Los árboles (poema)

Respira el mundo a través de ellos
y sus raíces son las manos de los amorosos
y su savia es la sangre de la vida
que vuelve verde al entorno y llena
de verdor y vida nuestras vidas
mientras más aire pasa a través de sus venas amables
de madera, de nudos, de corteza y de siempre ahí.

Hasta que llega el sordo y no escucha
hasta que llega el ciego y los tala
hasta que llega el pobre y los vende
hasta que un día todo el mundo por completo
de verde nos sepa a muerte.

Por eso hay que abrazarlos
en vida para evitar cortarlos
en sueños para reunir las fuerzas
en nuestras manos sin mesura los esfuerzos
en todo lo que ayudarlos podamos.

Para que el mundo prosiga respirando por siempre
a través de sus raíces, su savia, sus hojas, su corteza, sus nudos…
Y su corazón de vida verde.

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología del Segundo Concurso Internacional Versos Compartidos “Poema El árbol como pulmón del mundo” organizado por la editorial y web Comunidad Literaria Versos Compartidos (Uruguay).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s