Gran amor (poema)

Tiene los cabellos dorados,
la mirada vivaracha
y los dientes muy blancos.
Me mira con cariño cuando voy a algún lado,
y siempre
me acaricia la cara, sea tarde o temprano.
Es bella y radiante.
Hermosa camina y hermosa se viste.
La siento única
y realmente agradable,
y entonces la vieras
sabrías que dama más bella jamás conociste.

Mi amigo intrigado por conocer
el nombre de tan preciada mujer, tan increíble amante,
me preguntó quién era: si esposa, amiga, novia o semejante…

Sintiéndome orgulloso,
despejé su duda:
—No es lo que tu piensas,
¡es por supuesto, mi madre!

 

 

Dedicado a mi madre. Eterno agradecimiento.

 

Finalista y seleccionado para la Antología en el Primer Certamen Internacional de Poesía “Mujeres Extraordinarias” organizado por la Editorial Letras como espada (España).

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s