Roedores (micro cuento)

Aún recuerdo la última conversación con mi madre luego de ser asignado: “—¡Por favor, hijo, no vayas… Te lo imploro! Esas islas son laboratorios genéticos de humanos. —Mamá, ya hablamos sobre eso: son solo imaginaciones tuyas. Eso que dices no existe.”

Y me fui sin más. Sin embargo, desde que llegué aquí me pusieron este brazalete que a cada acción que realizo, emite extraños códigos indescifrables…

Disculpen, creo que dejaré de escribir: me empiezo a sentir mareado.

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología del Segundo Concurso de Mini cuentos “Mi anaquel” organizado por el blog / Editorial Mundo Escritura (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s