Egipcio descuidado (poema)

A beber en el río Nilo
cierto egipcio una vez bajó,
y se paró tan cerca del filo
que la cabezota se rompió.

Seth para consolarlo
lluvia fresca como sodas
le mandó,
pero el egipcio atarantado
en reclamo contestó:
Óyeme desgraciado,
¡no me jodas!
por favor.

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología del Segundo Certamen Mundial de Poesía “Al calor de la risa” organizado por la Editorial Letras como espada (España).

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s