Más allá del radio (micro cuento)

Contrario a lo que la historia afirma, Marie Curie no murió al descuidar los riesgos que presentaba trabajar con materiales radiactivos, sino que fue por su gran pasión de conocer lo desconocido, adentrarse a ese mundo maravilloso de la ciencia nueva: ella amaba tanto lo que hacía que simplemente se fundió con sus descubrimientos al grado de compartir la misma energía con ellos. Y así no solo se ganó un lugar en la Historia, sino también un lugar permanente en la energía del universo.

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología en el Segundo Certamen Internacional de Micro relatos “Mujeres extraordinarias” organizado por la Editorial Letras como espada (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s