El acto del equilibrista (cuento)

El equilibrista planea cruzar el larguísimo cable caminando, haciendo piruetas y, finalmente, subido en una moto con la que saltará al vacío y caerá espléndidamente sobre la arena de la gran carpa. Al menos, eso nos ha prometido el maestro de ceremonias. Mariana, como debe ser, está asustada. Yo aseguro que ocurrirá un accidente, a lo que ella argumenta que si va a hacerlo, es porque probablemente ya lo ha ensayado de sobra. Veremos.

En efecto, el acto sucede sin contratiempos: caminar sobre la cuerda floja no representa peligro alguno para el hombrecillo, incluso se mofa de su suerte cerrando los ojos y caminando hacia atrás; tampoco saltar sobre el cable le es complicado: una, dos, tres, varias veces. Le siguen las piruetas prometidas así como unos malabarismos improvisados que hacen las delicias de su gran público. Finalmente, como prometido, la motocicleta. Incluso es durante su salto hacia la arena que yo dudo de su eficacia, sin embargo, lo completa sin ningún problema.

Fue un acto asombroso. Todos aplaudimos con harta emoción. Lo acepto, me equivoqué.

Es cuando ya ha aterrizado en el suelo, que una insignificante y estúpida piedrecilla lo hace perder el control y accidentarse de una manera aparatosa: corre sangre, astillas de huesos quebrados, sebo, sudor y carne machacada por doquier. La escena es grotesca.

El público grita.

Mariana no quiere ver la terrible escena.

En cambio yo, divago entre preocuparme o carcajearme.

Y es que entre tanto asombro olvidé mencionarles que aquel equilibrista extravagante, únicamente mide escasos 15 centímetros de altura (ustedes disculpen).

Un accidente es terrible sin importar el tamaño de quien lo padece; lo acepto. ¡Pero también hay que aceptar que los personajes pequeños dan risa con mayor facilidad!

Simple naturaleza humana.

 

 

Seleccionado para la Antología del Primer Concurso de Relatos “Recuerdos” convocado por la Editorial Letras con arte (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s