Vivió gracias a la abuela (micro cuento)

Como mi abuelo la tenía jurada con el gato vecino, esperaba a que maullara en las madrugadas para atinarle un perdigonazo en plena cabezota. Por eso nuestra sacrosanta abuela se paraba tan temprano siempre: para ahuyentar al pobre bicho que no tenía culpa alguna de las locuras del abuelo.

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología en el Segundo Certamen Internacional de Micro relatos “Lluvia de letras” organizado por la Editorial Letras como espada (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s