Agasajo (micro cuento erótico)

Se dice que para llegar al corazón de un hombre lo mejor es hacerlo a través de su estómago.

Por eso, lo que prefiero que me hagan en mi colchón es que me den una comida voluptuosa: empezando por chupar una jugosa fruta roja directamente con los labios, para luego seguir con una buena sopa de, digamos, pechuga fresca y tierna a fin de saborearla con ganas; por fin llega el plato principal, una suculenta ostra para succionar todos sus jugos y sabores. Finalmente, el postre: la ambrosía de aquel higo tierno y jugoso, resbalando por la boca, los sentidos y la pasión.

Y entonces, ya bien satisfechos (y para hacer la digestión correctamente), lo que prefiero en mi colchón, es hacer el amor.

¡Todo un agasajo!

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología en el Primer Concurso Internacional de Relatos Cortos organizado por La tienda Home (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s