Verdeará (micro cuento)

Pocos lo saben pero cuando el pasto apareció por primera vez sobre la tierra no tenía color ni brillo.

Al salir el sol y ver todo aquello descolorido, sin emoción, quiso compartirle un poco de su brillo a través de sus rayos de luz, así que bañó a los pastos con una lluvia amarilla de energía. El agua también quiso contribuir con lo suyo: hizo caer vida a través de una maravillosa lluvia azul.

Y fue así, con la unión de estos dos brillantes elementos y sus colores, que el pasto se volvió verde. Tal como lo conocemos hoy.

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología en el Primer Certamen Internacional de Micro relatos “Primavera” de la Editorial Letras como espada (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s