Con sal y rabanitos (micro cuento infantil)

Había una vez en China un lindo jarrón verde de porcelana. Una señora bastante gorda lo compró y se lo comió preparado con sal y rabanitos. Pero luego enfermó de gravedad y fue un dolor en la panza lo que la decidió volverse platoriana*.

Así la señora, que estaba casada también con un señor bastante gordo (y además chaparrito y cachetón), se volvió un problema para su esposo pues siempre que él regresaba de su trabajo y quería cenar, no encontraba ya platos: se molestaba mucho pues no podía comer sus ricas donas con chocolate que tanto le encantaban siempre acompañadas de un rico cafecito: un rico plato cafecito con sal y rabanitos.

 

*Platoriana: que come platos únicamente; así como un vegetariano sólo come verduras; o un marciano, maracas solamente.

 

Seleccionado para la Antología del Primer Concurso Internacional de Literatura Infantil Breve “Barrio San José” convocado por la Biblioteca de las Asociaciones de Vecinos y Jubilados San José (España) a través de la Asociación de Vecinos San José y Asociación de Jubilados y Pensionistas San José.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s