Puro viento (micro cuento)

Lo que más me gusta de mi George son tres cosas: la primera, lo guapo que me pareció apenas llegó hasta nuestro pueblo. La segunda, la firmeza como le preguntó a mi padre por allá del 2009, si sus terrenos estaban en venta. Mi padre, harto de vivir en el desierto de Mojave, casi se los regaló mientras le decía:

—Aquí nomás hay viento, ¡puro maldito viento!… ¡Ah, y tierra! Un chingo de tierra suelta y yerma… No sé para qué carajos los quieres, mocoso.

Y la tercera cosa que me terminó de enamorar de él, fue esa sonrisa suya que desde ese día y hasta la fecha me sigue enamorando. Celebro haberme casado con él. Hoy, nuestra empresa Alta Wind Energy Center, es la mayor productora de energía eólica del país y del mundo. ¡Y funciona únicamente con puro maldito viento de estas malditas tierras yermas! ¿Pueden ustedes creerlo?

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología del Certamen Mundial de Relatos “Tierra” organizado por el blog y Editorial Palabras en Flor (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s