No me convence (cuento)

—El departamento es hermoso, ya ve usted, y además, me parece que económico: únicamente cinco mil pesos. No más.

—Híjole, seño, la neta, bien bonito sí está, pero económico, pos ni tanto. Al chile, no me alcanza: nomás traigo tres mil varos.

—Ah, pues no se preocupe muchachito, usted me cayó tan bien que solo por eso le puedo ofrecer un estudio “bien bonito” que también rento, pero ese solo es para gente de confianza porque como está dentro de mi propiedad, usted entenderá…

—¿Un… Estudio, dijo?

—Sí, un estudio “bien bonito”, no muy grande la verdad, pero bien cuidado y arregladito.

—¿Un estudio?

—Sí, está cerca de aquí que es muy buena zona, por lo que resulta muy conveniente.

—Híjole, es que la neta a mi no…

—¡Vamos a verlo! Para que usted mismo se dé cuenta de la buena oportunidad que es.

—Pos no lo dudo, seño, pero es que…

—Deje de poner “peros” porque además es muy económico: se lo dejo a la mitad de este, ¿cómo ve?

—Mire, seño, le voy a hablar con la mera neta: no dudo que esté rete bonito, bien cuidadito y hasta barato, ¡pero ese sí de plano que no puedo aceptarlo, por muy buena oportunidad que sea! La neta no quisiera meterme en broncas con usté.

—¿Y eso por qué, joven?

—Pus es que la mera verdá, al chile, yo nunca he sido bueno pa’ cuidar mis estudios.

 

 

Seleccionado para la Antología del Certamen Mundial de Relatos “Recuerdos” convocado por la Editorial Letras con arte (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s