Mi felicidad eterna (poema)

En una pequeña casa
vive una hermosa petisa,
es toda llena de encantos,
porta una bella sonrisa,
y tiene tan pura su alma
que a lo lejos se divisa.

Me cuelo por sus ventanas,
mi mente se las ingenia.
La asedio por callejuelas
para obsequiarle una venia.
No les diré más; tan solo
que ella se llama Cardenia.

Adentro de esa morada
vive quien mi amor gobierna:
cuatro paredes cómplices
de la doncella más tierna,
con quien un día contraje
mi felicidad eterna.

 

 

Finalista y seleccionado para la Antología en el Segundo Certamen Internacional de Poesía “Mujeres extraordinarias” organizado por la Editorial Letras como espada (España).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s